Compartir

A dos días de celebrar el Día del Padre, un estudio ha desvelado que, en España, menos de tres de cada diez padres solteros viven con sus hijos como familia monoparental, frente al 76% de las madres en la
misma situación.

Esta tendencia también se da a escala europea, donde un 38% de solteros viven con sus hijos, frente al 71 % de mujeres en la misma situación,  según indica el último estudio europeo de la agencia de relaciones personales Parship.

En los países nórdicos la proporción de padres monoparentales es mucho más alta que en
la península ibérica. En Suecia el porcentaje de padres solteros que vive con sus hijos asciende al
57%, nueve puntos por debajo del de las mujeres.  Y en Noruega seis de cada diez padres solteros se
ocupa de sus hijos, un porcentaje seis puntos menor que el de madres solteras con hijos a su cargo.

Austria es el país del viejo continente con la cifra más baja de padres solteros con niños a su
cargo. Así, sólo dos de cada 100 progenitores austriacos viven con sus hijos, algo que sí hacen el
56% de las madres solteras de este estado.
Para su estudio, Parship ha realizado más de 13.000 encuestas en 13 países de Europa Occidental, a
padres con edades comprendidas entre los 18 y los 59 años.

Un siglo de celebraciones.

A punto de cumplir un siglo de vida, el Día del Padre, una festividad que en España se celebra cada
19 de marzo, ha sido testigo de la evolución de la figura de su protagonista en las últimas décadas.
El origen de la celebración de esta jornada festiva se atribuye a Sonora Smart, una estadounidense que, en 1909, quiso promocionar un día para honrar la memoria de su padre, un veterano de guerra viudo que tuvo que cuidar de sus seis hijos.

Desde entonces, en la mayoría de países del continente americano esta fiesta se celebra el tercer domingo de junio.
En España, como en muchos otros países de tradición católica, el Día del Padre se celebra el 19 de
marzo
con motivo de la festividad de San José, un humilde carpintero que, según la Biblia, fue el padre de Jesús de Nazaret.

 Esta celebración se extiende por todo el mundo, aunque su fecha varía: en Australia y Nueva Zelanda,
el primer domingo en septiembre; en Bélgica: el día de San José (el 19 de marzo) y el segundo
domingo en junio; en Brasil, el segundo domingo de agosto; en Bulgaria, el 20 de junio; en
Tailandia, el 5 de diciembre; o en Taiwán, el 8 de agosto.