Compartir

La consejera de Bienestar Social, Juventud y Vivienda del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, ha detallado que 280 de estos jóvenes se encuentran en centros gestionados por los Cabildos insulares y 672 más en los regidos por los
Dispositivos de Emergencia para la Atención de Menores Extranjeros No
Acompañados (DEAMENAC) ubicados en Tenerife y Gran Canaria.

Así, el número de menores extranjeros en los centros canarios se ha multiplicado por cinco desde el 2005, cuando eran 211. Sólo en los dos primeros
meses de 2008, un total de 102 menores extranjeros no acompañados han
llegado a las islas a bordo de cayucos o pateras, a los que hay que
sumar el grupo de 11 que llegaron el pasado fin de semana, según
ha informado hoy el Gobierno de Canarias en una nota.

"Mientras esta situación continúa agravándose, el Estado no ha hecho
ningún gesto para colaborar con las Islas", asegura Clara Rojas. "La previsión es que el número de chicos que continúan jugándose la
vida a bordo de un cayuco o de una patera, para lograr una vida mejor
para ellos y sus familias, siga incrementándose especialmente durante
los próximos meses con la mejora de las condiciones del mar".