Compartir

Cheney, que llegó procedente del sultanato de Omán, se reunirá con el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, y, aunque no está confirmado, posiblemente con otros líderes del espectro político iraquí.

Según fuentes diplomáticas de EEUU, el objetivo de la visita de Cheney es evaluar los pasos del Gobierno iraquí hacia la reconciliación nacional, una de las principales demandas de Washington para seguir apoyando al Ejecutivo de Maliki.

El vicepresidente estadounidense llegó a Bagdad en vísperas de que se cumpla el quinto aniversario de la invasión de Irak encabezada por EEUU, y de la celebración de una conferencia para la reconciliación nacional, convocada por Maliki, que tendrá lugar mañana.

Proyectiles de mortero 

Poco antes de la llegada de Cheney, una lluvia de proyectiles de mortero cayó sobre la fortificada "zona verde" de Bagdad, donde se encuentran la Embajada de EEUU y la sede del Gobierno iraquí.
"En su visita, Cheney evaluará la situación de la seguridad sobre el terreno para comprobar si su Gobierno puede retirar de forma escalonada las tropas", dijo a Efe un alto funcionario iraquí que pidió no ser identificado.