Compartir

Además, Rubalcaba reconoció que dado el resultado electoral, el nuevo Ejecutivo depende menos de los acuerdos con otros partidos y "tiene un margen de maniobra para hacer leyes sin dificultades".

En una entrevista concedida a Radio Nacional, el ministro subrayó que el PSOE tiene "una mayoría más amplia" para gobernar y que al "depender menos" de los pactos para conseguir legislar "uno tiene más libertad y facilidad para hacerlos".

Pese a ello, reiteró que él es partidario de aclarar las alianzas y que si Zapatero le preguntase, le diría: "Busca un cuadro de estabilidad lo más claro posible".

Sobre la composición del nuevo Gobierno, Pérez Rubalcaba insistió en que es decisión del presidente, aunque los afectados "tienen derecho a pensárselo". En su caso, aclaró que "se equivocan" quienes aseguran que no va a estar en segunda fila política. "Alguna vez lo estaré. Y yo he estado en segunda línea", dijo.

Dar tiempo al PSM

También se pronunció Pérez Rubalcaba sobre los resultados del PSOE en la Comunidad de Madrid, que han vuelto a ser malos. A su juicio, la nueva dirección requiere tiempo, "hay que dejarla trabajar".

"Es evidente que hay cosas que hay que hacer", dijo.
Por otro lado, el dirigente socialista aseguró que es "muy difícil" que el partido en esta región "tenga un espacio", por la presencia de las estructuras federales en la capital.

"Cuando uno va fuera, como a Cádiz, cuando habla el PSOE habla el PSOE de Cádiz y esa es la posición del PSOE. Aquí, en Madrid, para abrirse paso es muy difícil", concluyó.