Compartir

La denuncia, que han firmado como ciudadanos y cargos públicos el diputado electo de IU por Sevilla al Parlamento andaluz, Juan Manuel Sánchez Gordillo, y su portavoz en la Diputación, Manuel Gutiérrez Arregui, es una iniciativa que la coalición quiere llevar "al conjunto del Estado" y al resto de provincias de Andalucía", si bien las primeras denuncias se han formulado ya en Sevilla y Málaga.

A las puertas de los juzgados, Sánchez Gordillo ha afirmado a los periodistas que "ya es hora de que este tema se resuelva", pues "un voto no puede valer cuatro votos, o al revés, y eso es lo que hay que solucionar, porque es lo democrático y lo razonable".
El diputado andaluz electo de IULV-CA y alcalde de Marinaleda, pueblo sevillano de gran tradición jornalera, ha avanzado que además plantearán esta iniciativa a través de la recogida de firmas y con mociones en los ayuntamientos, e incluso no descartan "la posibilidad de alguna movilización en un momento determinado".

"Que el voto de cada persona valga lo mismo" 

Con la reforma de dicha ley, IU plantea el principio de que "el voto de una persona valga lo mismo que el de otra, que no valga más en una provincia que en otra y que luego, con la aplicación de la Ley D'Hont, otra vez se rectifique en favor del mayoritario".

"Es una cosa que clama al cielo, pues con la Ley que proponemos, por ejemplo, Izquierda Unida estaría muy cerca o consiguiendo casi el segundo escaño por Sevilla", según Sánchez Gordillo, o la Coalición Andalucista "no hubiera desaparecido del Parlamento de Andalucía y posiblemente hubiera tenido dos diputados".
Ha criticado que "el bipartidismo, en el fondo, es ir al partido único y se resiente la democracia", y "no puede ser que el sistema de demócratas y republicanos en Estados Unidos, que en el fondo es partido único, se quiera aplicar en Europa, porque la sociedad es plural, no unidimensional, y la izquierda es plural y así se tiene que reconocer".

La denuncia señala que la vigente Ley Electoral vulnera los artículos 1, 6, 14 y 68, entre otros, de la Constitución y es "injusta y anticonstitucional" porque, por ejemplo, relega a IU a ser la sexta fuerza en el Congreso en número de escaños aunque ha sido la tercera formación más votada (481.520 votos) el pasado 9-M.