Compartir

El diputado electo del PP Eduardo Zaplana aseguró hoy que está "muy satisfecho" de la etapa pasada como portavoz parlamentario de su partido: "Habré cometido errores, sin duda, y muchos, pero he estado ahí, he dado la cara, he defendido, mejor o peor, los principios, los valores, las ideas que defendemos", afirmó, en declaraciones a la Cadena Cope recogidas por Europa Press.

Según Zaplana, lo que le ha dado fuerzas durante estos años tan "difíciles" en la oposición era "el apoyo" que recibieron en las elecciones de 2004 "de 10 millones de personas", en unas "circunstancias complicadísimas". "Eso era lo que a mi me estimulaba y lo he aguantado todo", agregó.

A partir de ahora, dijo, seguirá "sirviendo" al PP en todos los puestos "por modestos que sean, de afiliado de base". Además, aseguró que desde el "dignísmo" puesto de diputado "se puede hacer mucha política" y así lo va a hacer.

Respecto al que será su sucesor, Zaplana aseguró que no tiene "ni idea de quién puede ser" la persona designada, pero defendió que el grupo parlamentario debe ser "muy fuerte" y contar con "gente de buen nivel".