Compartir

La Guardia Civil se ha incautado en Lisboa de 514 kilos de cocaína, que iban a ser introducidos en España ocultos en cajas de pañuelos de papel, en una operación desarrollada conjuntamente con las autoridades aduaneras y policiales de Portugal.

Operación 'Papel' 

La cocaína intervenida tenía como destino una empresa de la localidad alicantina de Villajoyosa, donde ha sido detenido el receptor de la misma, ha informado el Ministerio del Interior.
La denominada operación 'Papel', que ha permitido abordar una nueva vía de entrada de droga en nuestro país, se inició el pasado 29 de febrero, cuando se localizó en el puerto de Lisboa un contenedor procedente de Gambia y cuyo destino era España que infundió sospechas a las autoridades aduaneras portuguesas.

Al inspeccionar el contenedor se encontraron en su interior 470 paquetes de cocaína ocultos entre 352 cajas de pañuelos de papel, con un peso total de 514 kilos.
Tras el hallazgo, la Policía Judiciaria de Portugal y la Guardia Civil establecieron un operativo conjunto para identificar a la persona que iba a recibir la carga y el lugar de almacenamiento en España.

Destino: Alicante 

Para ello, retiraron la droga incautada y el contenedor partió del puerto de Lisboa hacía su destino, bajo un exhaustivo seguimiento policial de los agentes portugueses hasta la frontera luso-española y de la Guardia Civil en territorio español.
Paralelamente, en España se estableció un dispositivo de vigilancia en una nave del polígono industrial del Torres de Villajoyosa (Alicante), lugar de destino de la droga, con el fin de identificar a las personas que recibirían el envío.

Cuando el camión descargó el contenedor con las cajas de pañuelos de papel en la nave de Alicante, la Guardia Civil procedió a la detención de un ciudadano inglés, de 50 años, que se había hecho cargo de la mercancía.
En el registro realizado en esa nave industrial se encontraron numerosas cajas de pañuelos de papel correspondientes a dos envíos anteriores, que posiblemente se realizaron como "señuelos" de comprobación, habitual en las redes de narcotráfico cuando abren una nueva vía de entrada de droga.
La operación permanece abierta y no se descartan nuevas detenciones cuando se termine de analizar toda la documentación intervenida en los registros, ya que podría ayudar a identificar a otras personas integrantes de la red.