Compartir

Durante las concentraciones, convocadas para hoy por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para no interferir en la jornada de reflexión, se han guardado cinco minutos de silencio en señal de duelo por la última víctima mortal de ETA y en repulsa de la violencia terrorista.

No obstante, otras 300 personas se han concentrado a las diez de esta mañana en la plaza del Ayuntamiento de Arrasate, secundando dos convocatorias paralelas: una de los compañeros de trabajo del ex edil socialista asesinado por ETA y otra del sindicato ELA. 

La concentración celebrada en Morales de Toro (Zamora), localidad de la que procedía la familia de Isaías Carrasco, ha reunido a más de medio millar de personas que han recordado en silencio al ex concejal socialista.

Este mediodía más de un centenar de personas se ha vuelto concentrar ante el Ayuntamiento valenciano, mientras que otro medio centenar lo hacía a las puertas de la sede de la Delegación del Gobierno, con la vicepresidenta primera del Ejecutivo en funciones, María Teresa Fernández de la Vega, a la cabeza.

En Madrid, la concentración, secundada por unas 300 personas, ha tenido lugar en la plaza de Cibeles, frente a la sede del consistorio de la capital, y ha estado encabezada por el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, y los portavoces de los grupos municipales.

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, que ha encabezado la concentración de unas 300 personas en Murcia, ha dicho que este acto es un mensaje para que "los profesionales del terror" sepan que así no van a ninguna parte.

También los Príncipes de Asturias, Don Felipe y Doña Letizia, han interrumpido su visita al salón Alimentaria, que han inaugurado hoy en Barcelona, para sumarse a la convocatoria silenciosa.

En la capital catalana otras 200 personas guardaban cinco minutos de silencio para mostrar su dolor por el asesinato de Carrasco frente a las sedes del Ayuntamiento y de la Generalitat.

Las muestras de solidaridad en silencio, algunas bajo la lluvia, como la que ha reunido frente al Ayuntamiento de Santander a unas 400 personas, se han repetido a lo largo de todo territorio español.
Instituciones públicas, partidos políticos y universidades también han secundado la convocatoria silenciosa para condenar el último atentado de ETA.

En las puertas del Tribunal Constitucional se han guardado cinco minutos de silencio, en un acto de repulsa en el que han participado los doce magistrados que componen el pleno del TC junto a su presidenta, María Emilia Casas.
El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ha encabezado la concentración celebrada ante la sede de la Fiscalía en Madrid.