Compartir

En el atentado de Barajas del 30 de diciembre de 2006 perdieron la vida dos ciudadanos ecuatorianos y resultaron heridas otras diecinueve personas, mientras que, al año siguiente, el 1 de diciembre de 2007, dos guardias civiles fueron asesinados a tiros en Capbreton (Francia).

Se trata del duodécimo atentado que perpetra ETA desde que anunció la ruptura del alto el fuego permanente a partir del pasado 6 de junio aunque, de hecho, esta tregua había sido rota en la práctica por el atentado del 30 de diciembre de 2006 en Barajas.

En estos once atentados otras tres personas han resultado heridas.

La relación cronológica de los atentados de ETA desde el 6 de junio de 2007 es la siguiente:

– El 25 de julio estallaron dos bombas de poca potencia cerca del puerto de Belagua (Navarra) poco después del paso de la caravana publicitaria del Tour de Francia.

– El 24 de agosto un coche bomba explotó junto al cuartel de la Guardia Civil en Durango (Vizcaya) y provocó heridas a dos agentes y cuantiosos daños materiales.

– El 2 de septiembre, coincidiendo con la operación retorno de las vacaciones de verano, otro artefacto de escasa potencia estalló en Fuenmayor (La Rioja).

– El 25 de septiembre