Compartir

Los miembros de la Junta Directiva de la AVT han decidido no presentar la candidatura de Francisco José Alcaraz en la próxima Asamblea General de la organización. Alcaraz, que dejará su cargo como presidente de la asociación el próximo 19 de abril, ha asegurado que su marcha se debe a motivos personales y a la necesidad de centrarse en el trabajo.

El todavía presidente de la AVT ha negado su participación en ningún mitin político y ha desvinculado su cese de las próximas elecciones generales. Además, ha agregado que su labor ha sido totalmente altruista. "Decir que Alcaraz cobra 6.000 euros al mes, que su esposa cobra 12.000 euros, que tenemos sueldo que cobramos dieta, eso es calumnia, es mentira", agregó.

Francisco José Alcaraz ha asegurado que con el ejecutivo de Zapatero la financiación de laAVT se ha reducido un 33% y dice haberse sentido "agredido, traicionado y dolido" con los miembros del Gobierno, pero no con los miles de ciudadanos que le han respaldado en su reivindicación de memoria, dignidad y justicia para las víctimas.

Alcaraz fue nombrado presidente de la asociación el 12 de junio de 2004 y reelegido el 13 de mayo de 2006. El próximo 19 de abril le sustituirá el delegado de la AVT en Madrid, Juan Antonio García Casquero, ya que encabeza la única candidatura que se ha presentado. García Casquero, que sufrió un atentado de ETA en 1992, estará acompañado en su candidatura por Ángeles Pedraza, Antonio Muñoz y Manuela Lancharro, además de Carmen Miranda, la única integrante de la Junta Directiva actual que repetirá