Compartir

Los españoles tenemos cada vez menos tiempo para dormir. Deberíamos dedicar un tercio de la jornada diaria a esta actividad, pero las largas jornadas laborales, la conciliación de la vida familiaro los desplazamientos hacen que restemos minutos a nuestro descanso. Según datos de la Sociedad Española del Sueño (SES), más de la mitad de la población activa duerme menos de siete horas diarias y una cuarta parte sufre algún tipo de trastorno relacionado con el sueño.

Los trabajadores españoles duermen casi una hora menos que el resto de los europeos y las jornadas laborales son más largas, aunque se produce menos. Según los convenios de ministerio de Trabajo, un 18,19% de los trabajadores tiene jornadas laborales superiores a las nueve horas diarias y un 40,31% tiene condiciones especiales de trabajo, como jornadas nocturnas o reducciones por empleos peligrosos.

Pero no somos los únicos que dormimos poco, un reciente estudio de la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos refleja que los trabajadores de Nueva York duermen seis horas y 40 minutos de media. La investigación se realizó preguntando a mil personas y casi un tercio de los entrevistados confesaron haberse quedados dormidos durante su jornada laboral en el último mes.