Compartir

Esta pulsera solidaria cuyos beneficios irán a parar al Fondo de las Naciones Unidas para la Mujer (Unifem), con el objetivo de luchar contra la violencia machista.

"Espero ver este brazalete en las muñecas de todo el mundo como un signo de solidaridad", declaró durante la presentación la actriz de 31 años que, a lo largo de su extensa carrera en Hollywood, siempre ha tratado de interpretar a mujeres "fuertes" que puedan servir para crear "modelos de conducta".

Witherspoon incidió, además, en el hecho de que dos terceras partes de las pobres del planeta son mujeres y que, en todos los países, ganan de media menos que los hombres, lo que indica "que queda mucho trabajo que realizar" en el campo de la equidad. "Es muy importante que nuestras hijas y hermanas, y todos los que nos conocen, sepan que hay muchas mujeres sin derechos, sin acceso a la educación y sin oportunidades", agregó.

Los primeros 500.000 dólares recaudados por la venta de estos accesorios, que cuestan 3 dólares la pieza, serán igualados por una donación de la misma cantidad por parte de Avon. Además, los fondos recaudados por esta iniciativa se invertirán en programas en todo el mundo que se han mostrado efectivos en la lucha contra la violencia de género y la rehabilitación de sus víctimas.

"Esperemos que los hombres no tengan reticencia a lucir este brazalete", ha aventurado la compañía cosmética. "Nuestro mensaje es que la violencia contra la mujer es un problema con soluciones y no es inevitable".