Compartir

La alergia se despierta cada primavera para aguarle la estación a dos de cada diez españoles, cifra que en algunas ciudades españolas sube hasta el 30% entre chavales de entre 13 y 14 años. El problema es que en los últimos 15 años se ha duplicado el número de enfermos, que llegará a la mitad de la población en 2050, según datos de Laboratorios Boiron.

Sin embargo, este año las escasas lluvias del invierno se han aliado con los alérgicos, que disfrutarán de una primavera suave en toda la zona centro y sur del país. Y es que la polinización de las gramíneas (que afecta al 87% de los pacientes) no superará los 3.500 g/m3, menos de la mitad que el año pasado, según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica.

El clima determina, en gran medida, qué alergia sufren los españoles de una u otra zona. Tanto en el norte como en levante o el sur del país las alergias son más estables, y no hay grandes cambios interanuales. En el norte les afectan más los ácaros del polvo, en la zona mediterránea el polen de parietaria y en el sur,el del olivo.

La exposición al elemento que causa la alergia puede provocar fallos respiratorios, pérdidas de consciencia e incluso la muerte. Es el caso de las alergias al látex o himenópteros (abejas y avispas). Un 1% de los españoles son alérgicos a este material y casi un 2% al veneno de estos insectos.

Las partículas de diésel, al unirse al polen, multiplican por 27 la respuesta alérgica. Eso explica que en las ciudades, donde hay más contaminación, haya más alérgicos. En los 90 se plantaron muchos cipreses en las ciudades, que son un fuerte alérgeno y además está la parietaria, maleza que crece en las zonas de nueva construcción.

El 23% de los alérgicos la confunde con un catarro. Y es que hace años, la alergia al ciprés y las arizónicas era desconocida, pero hoy es la causa más frecuente de esta enfermedad. La padecen el 30% de los madrileños y aproximadamente un 15% de los alérgicos recurre a la automedicación. La vacuna reduce hasta en un 80% los síntomas pero miles de personas tendrán asma esta primavera. De ellos, entre el 18 y el 20% requerirán asistencia en los servicios de urgencia.