Compartir

Las alarmas contra el maltrato saltaron de nuevo desde que el pasado martes murieran cuatro mujeres en una misma jornada. Sin embargo, la violencia se sufre a diario en Madrid. En 2007 murieron siete mujeres a manos de sus parejas frente a las cinco de 2006. Pero el número de víctimas no es la única cifra que aumentó, también lo hicieron las denuncias, con un 20,94%, así como los delitos por lesiones con un 14%.

José Luis Armengol, juez decano de Plaza de Castilla, cree que para combatir el problema hay que garantizar el control sobre el maltratador. “Hasta que la mujer no llama para denunciar que su marido merodea por su casa, no se ponen los medios”.

Los casos desbordan los juzgados

Los casos de violencia de género son los más numerosos en Plaza de Castilla, seguidos de los de inmigración ilegal y robos. Asimismo, el mayor número de delitos de violencia de género se produce los sábados y los domingos, ya que la pareja pasa mucho tiempo en casa.

Cuando tiene lugar un caso de violencia de género, un funcionario de la Comunidad visita a la familia para ofrecerle ayuda psicológica y administrativa. En este sentido, se denuncia la insuficiencia de agentes ya que cada policía debería tener a su cargo un máximo de diez mujeres, sin embargo el decano de los juzgados de Plaza de Castilla estima que hay un agente por cada 275 mujeres cuyos maridos tienen una orden de alejamiento.

El número de denuncias por maltrato se incrementó pasando de los 8.410 casos producidos en 2006 a los 10.717 casos en 2007. Además, 3.047 mujeres pidieron protección, cifra que se eleva en un 15,5% respecto a 2006. En este sentido, el 52% de las solicitudes de protección fueron aceptadas.

El pasado año, el número de rupturas por maltrato se situó en los 1.075 y los delitos por lesiones ascendieron hasta llegar a los 9.154. Asimismo, el 57% de las mujeres maltratadas eran extranjeras y el 43% españolas y su relación con el agresor era afectiva en su mayoría (1.298 casos), seguida de los casos en los que la víctima y el maltratador eran cónyuges (952 casos).