Compartir

Al menos 19 personas perdieron la vida el domingo en un accidente de tráfico en Siberia, Rusia, cuando el autobús en el que viajaban se precipitó a un río congelado.

El vehículo siniestrado atravesaba un puente cuando reventó una de sus ruedas delanteras, lo que hizo que el conductor perdiera el control y el autobús cayera al río  Kuenga, en la región de Zabaikalsk, desde unos seis metros de altura, tal y como indicó un comunicado de la policía carretera local, citado por la agencia de prensa ‘RIA Novosti’.

En el vehúculo, en el que viajaban 43 pasajeros, todos ellos de nacionalidad rusa, sufrió el accidente a tan solo 60 kilómetros de su destino.

Al caer sobre aguas congeladas, quedó parcialmente incrustado en la superficie con temperaturas por debajo de los – 18º centígrados.

El Comité de Instrucción de Rusia ha abierto una investigación para esclarecer lo sucedido.