Compartir

La Consejería de Sanidad de Valencia ha clausurado el restaurante de La Tagliatella de Finestrat, en Alicante, tras haber detectado un brote de hepatitis A, entre sus clientes y trabajadores.

La Dirección General de Salud pública ha señalado que doce personas han resultado afectadas por hepatitis A tras comer en ese restaurante, aunque sólo una de ellas permanece hospitalizada. También se han confirmado casos aislados de la enfermedad entre los empleados del restaurante.

Las autoridades sanitarias han activado el protocolo de seguridad, con el aislamiento de los casos, y la profilaxis con vacuna de todos los contactos, entre otro puntos, e investigan el origen del brote.

Según ha informado FACUA, la propietaria de la franquicia, AmRest, ha comunicado que el local permanece cerrado al público desde el pasado 8 de octubre y que “se han tomado las medidas de seguridad y sanidad requeridas, como la retirada de los alimentos almacenados y la limpieza y desinfección inmediata de las instalaciones”.


El virus de la hepatitis A está presente sobre todo en la sangre y las heces, y los afectados pueden contagiarlo durante la primera semana de la enfermedad.