Compartir
Twitter

La noche prometía tranquilidad en la casa de Guadalix de la Sierra, cuando de repente, un comentario de Aurah, que decía a Asraf que su mirada “es penetrante”, hacía saltar por los aires a Suso, que se veía consumido por los celos, y terminaba poniendo punto y final a su relación: “Anda vete más lejos a hacer el rídiculo. Doy pena… Vete a que te penetren con la mirada… que te gusta que te miren”. Ante ese ataque verbal, que iba acompañado de una patada para separar su cama, la canaria le contestaba” Vas a una por día, psicópata celoso”.

Tras ese momento de tensión, Suso que ha agradecido a Asraf que no tuviera nada con Aurah, ha seguido diciendo “Me quiero ir. Aquí porque estoy entre cuatro paredes, pero fuera la quiero lejos” y ha seguido diciendo “Se acabó. No quiero ni que me toque…No sé si es amor o es que tengo hambre y me he cegado. Esto es una locura. Ahora os va a bailar a todos para llamar mi atención y que yo haga ruido…Estoy por pedir hasta que me nominen. No aguanto más. Me he metido en la boca del lobo sabiendo que el lobo muerde”.

Poco después, los espectadores de GH VIP, asistían a una escena sorprendente… Aurah salía al jardín y abrazaba a Suso, que, pese a todo lo que había soltado por su boca le aseguraba estar “enamorado hasta las trancas” de ella, pero que no lo sabe gestionar y así añadía”nunca había perdido el control de mis sentimientos. Fuera me tendrás para lo que quieras. Pero no puedo seguir. No es sano. Espero que tengamos una buena convivencia. No voy a hacer nada que te haga daño”.

La escena final llegaba momentos después, cuando, al llegar a su habitación la canaria borraba del cabecero de su cama el nombre de su ya “ex”, algo que no sentó nada bien a Suso que imitándola, hacía lo mismo, al tiempo que clamaba “Vaya telenovela más cutre y barata que he hecho. No pondría la tele ni para verme”.