Compartir

Roberto Carlos y Julio Baptista fueron a ‘El Hormiguero’ a presentar una nueva edición del Corazón Classic Match del Real Madrid, el partido benéfico que enfrentará a leyendas del club y el Chelsea el próximo 23 de junio, en el Bernabéu. Los ex jugadores del Madrid hablaron de fútbol, de sus proyectos, bromearon con todo e incluso, bailaron.

Preguntados sobre el momento actual de sus carreras, y si hacían cursos de entrenadores, Roberto Carlos contestó diciendo que “Julio sí, pero él no”, en una respuesta que le daba pie a Pablo Motos para provocarle preguntándole si es que “no hacía nada”. Era entonces cuando el exjugador defendía su misión como embajador del Real Madrid: “Yo trabajo ahora más que cuando estaba en el club”.

El considerado como uno de los mejores laterales de la historia pasó a describir sus funciones con la ayuda de unos apuntes:  “Después de que el Club me puso de embajador conocí mundo. Un día estás en Madrid, otro en París, Londres, Malasia, Qatar, Colombia, Venezuela…”.

¿Pero dónde está el esfuerzo?, le preguntaba Motos, y Roberto Carlos contaba que “El Madrid, el club más grande del mundo te da toda la historia del club, tú vas leyendo en tu vuelo todo lo que tienes que decir y cuado llegas allí te piden que hables de tu carrera.

También Pablo Motos preguntó a Baptista sobre su retirada del fútbol, que estaba en el Rumanía y el jugador explicó que “llega un momento en que tú te sientes más cómodo y ya tienes que pensar en el futuro. Me surgió una oportunidad por un compromiso, lo acabé aceptando, me vine a España y ahora estoy con el curso de entrenador, así que estoy muy contento”.

Tras la explicación, le sorprendían con un vídeo homenaje de sus compañeros del campo, en el que aparecía incluso Roberto Carlos.

Las estrellas del madridismo bromearon incluso con la edad, a la hora de presentar el próximo partido benéfico que enfrenta a ‘leyendas’ en 23 de junio en el Bernabéu, y según Roberto Carlos la palabra clave es que son veteranos, “muy viejos” pero Baptista le recordaba que se llevaban diez años de edad y que incluso, en Brasil, su país natal se ironiza con su edad.

Los míticos jugadores, ambos brasileños, hablaron de fútbol, de sus carreras, pero también fueron a divertirse y fueron ellos mismos los que pidieron marcarse el baile del comienzo del programa y lo hicieron junto a sus hijas que les acompañaban, ‘Don’t stopt ’til you get enough’.