Compartir
Ángel Garó / Twitter

Ángel Garó se ha enfrentado a Gran Hermano VIP y ha advertido que no volverá a entrar en el confesionario del reality, salvo que le obligue el “el Súper”. El humorista de 53 años ha denunciado que se han  manipulado sus palabras y ha advertido  que “en este juego no me vais a pillar más”.

Ante las críticas y el pulso lanzado por Garó,  la dirección del programa, bajo la voz del “Súper” ha recordado al concursante que son responsables de lo que dicen y ha negado que se le haya “puesto en contra de ninguna persona”.

El enfado de Garó se originaba ante la emisión de un vídeo en la que el gaditano explicaba las razones de su nominación a Darek. Tras su emisión, el humorista explicaba que se había cambiado el sentido de sus palabras y, alegaba que si decía “me fui a tomar por culo”, y en el vídeo se escuchaba sólo “culo”, faltaba información.

“El Súper”  ha continuado defendiendo su imparcialidad apostillando que “lo que verbalizáis es vuestro, no hay un montaje de nadie”.