Compartir

Alguna pruebas de ‘Supervivientes’ obligan a los concursantes a ponerse al límite.

Eso fue lo que ocurrió este martes cuando Mónica Hoyos sufrió un shock por lo que tuvo que ser atendida por sus propio compañeros y también por Lara Álvarez.

La ex de Carlos Lozano tuvo que hacer frente a la prueba de la arena que consiste en arrastrar una pelota hasta el final de un camino con los pies y manos atadas.

Hoyos consiguió terminar la prueba pero en un preocupante estado de salud por lo que tuvo que ser ayudada por sus compañeros, al tiempo que le ponían agua por la cabeza, para que se repusiera.

Las imágenes no se pudieron ver en televisión, pero sí han sido compartidas en la web de Telecinco.