Compartir

La final de ‘Supervivientes’ está a la vuelta de la esquina. De hecho este jueves fue la última gala que tuvo lugar en Honduras, ya que el ganador se decidirá en un programa especial desde el plató en Madrid.

Por este motivo Lara Álvarez, quien presenta el programa a pie de playa, hizo el tradicional cierre de la palapa entre lágrimas. En esta ocasión la asturiana quiso tener un recuerdo especial para los afectados por el coronavirus en España, además de agradecer a sus compañeros que hayan seguido trabajando pese a la distancia.

Este año, a diferencia de lo ocurrido en ediciones anteriores, la palapa no se apagó.

“La vamos a dejar iluminada y llena de vida, esa vida que pronto vamos a recuperar. Esto va a pasar y seguro que vamos a salir más fortalecidos con todo lo que hemos aprendido. Nos queremos más que nunca. Compañeros, volvemos a casa. Ha llegado el momento de luchar con ellos”, dijo Álvarez.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

@supervivientestv

Una publicación compartida de Lara Álvarez (@laruka) el