Compartir

Kiko Rivera y su mujer Irene Rosales no pudieron contener la emoción al ver un vídeo con sus hijas en ‘Gran Hermano Dúo’ con motivo del cumpleaños de su hija Carlota, que celebraba su primer añito. La pareja se mostró muy emocionada y por primera vez el DJ rompía a llorar en televisión.

El hijo de Isabel Pantoja, que la semana pasada vio cómo su mujer se marchaba unos días de la casa por un aborto natural, se mostraba orgulloso de la familia que han creado, y subrayaba “para mí mis hijas y mi hijo Francisco son lo más importante que tengo en mi vida”, al tiempo que destacaba lo especial que es para él su hija Ana.

“Yo quiero agradecer a todos nuestros familiares que están pendientes de nuestras niñas. Sin ellos todo sería más difícil. A Carlota, pobrecita mía, todavía es muy chiquitita y no me entiende, decirle que papá no puede estar con ella en su primer cumpleaños pero que es por trabajo y para que ella tenga una mejor vida… Y a mí princesa Ana si ve esto, que para mí ella es especial, lo será porque llegó en un momento muy difícil para mí, que era la ausencia de mi madre por donde estaba… Ella trajo esa alegría que yo necesitaba en ese momento tan difícil. No puedo hablar…”, aseguraba.

También Irene aprovechaba el momento para mandar un mensaje “a mis hijas y a mi familia les digo que si se lo van a celebrar que le hagan muchísimas fotos que no quiero perderme ninguno de esos momentos. Y a mis niñas pues que las amo con locura y que esto lo hago por ellas y que como le prometí a mi princesa Ana, que es para comprarle un castillo de princesa y para que tengamos un hogar mucho más tranquilo, cómodo y seguro”.

Sobre su estado de salud, Irene contó que, tras el aborto que sufrió hace unos días, tendrá que volver a someterse a una prueba en una semana “para quedarnos tranquilos el médico y yo”.