Compartir

Isabel Pantoja ha regresado a España tras el fin de su aventura en ‘Supervivientes’ y lo ha hecho rodeada de secretismo aunque no ha logrado esquivar a los objetivos indiscretos.

Según ha informado en exclusiva ‘Lecturas’, la tonadillera que terminó su concurso por razones de salud hace unos días, llegaba a Madrid rodeadas de fuertes medidas de seguridad y acompañada en todo momento por el médico del ‘reality’. Además, según sus fuentes, se la condujo directamente a un especialista en nefrología, no al hotel como se dijo en un primer momento.

La revista cuenta cómo Isabel fue tratada de una manera mucho más especial que el resto de ‘supervivientes’ a su llegada de Honduras y fue recogida en pista y sacada por detrás, donde le esperaba un coche privado.

En las imágenes publicadas se observa además cómo se intenta ocultar su imagen rodeada de paraguas oscuros, aunque se puede ver a la artista vestida con una camiseta rosa y con gafas oscuras.