Compartir

El periodista Nacho Abad ha realizado su confesión más íntima en ‘Espejo Público’, por la que se ha declarado eternamente agradecido a la Guardia Civil. Lo ha hecho mientras agradecía a los agentes de la Benemérita el trabajo realizado para rescatar al pequeño Julen.

En un momento de la conversación, el periodista ha contado su ánecdota al director general de la Guardia Civil, Félix Azón: “Mi madre fue huérfana de la Guardia Civil y gracias al Cuerpo pudo estudiar la carrera universitaria (…) la Guardia Civil, en el colegio el Juncarejo, le dio su primera carrera universitaria (…) si la Guardia Civil no hubiera apoyado a mi madre yo no estaría aquí”.