Compartir

La relación entre los hijos de Isabel Pantoja no pasa por su mejor momento y la tensión se ha hecho más que evidente en la quinta gala de Supervivientes. El propio Kiko Rivera reconocía que no se habla con Chabelita: “No me hablo con ella y no me voy a hablar hoy tampoco”.

Kiko se mostraba feliz por el hecho de que Pantoja siga adelante en el concurso, tras amenazar varias veces con dimitir, y también por la expulsión de Carlos Lozano, enemigo de la tonadillera en la isla.

Tras recibir en plató a Aneth, expulsada la semana pasada, Kiko se mostraba muy duro con ella. “Estoy muy feliz porque creo que mi madre se ha quitado lo peor de la isla. El enemigo lo tiene en casa y esa eres tú. Eres una falsa. Espero que mi madre recapacite y que cuanto estés más lejos, mejor. Quédate con mi hermana porque sois iguales las dos”, decía.

El rechazo de Kiko hacia Aneth no es nuevo. Sin embargo, sí sorprendieron los motivos de esa enemistad. El hijo de la Pantoja contó que dos amigas de Aneth tuvieron “sexo en un sofá de Cantora”.