Compartir

Kiko Matamoros tuvo que ser intervenido de urgencia en un hospital de Madrid el pasado lunes porque se le “obstruyó el conducto bilial por un cálculo que salió de la vesícula”.

Un problema que empezó a notar después de participar el viernes en ‘La última cena’, el programa que presenta Jorge Javier Vázquez y donde los colaboradores de ‘Sálvame’, por parejas, tienen que cocinar un menú para el resto de sus compañeros.

Uno de los encargados de ponerse al frente de los fogones fue Kiko Hernández, quien cocinó un steak tartar.

Entre risas Matamoros acusó a Hernandez de haberle provocado la obstrucción, aunque descartó demandarle.

“Fue a consecuencia del steak tartar, la alimentación es muy importante”, afirmó.