Compartir

Isabel Pantoja ha vuelto a entrar por teléfono en ‘Sálvame’. La cantante ha recibido una llamada de Kiko Hernández, y ha cogido el teléfono para entrar en directo en el programa. Los colaboradores han tenido la oportunidad de charlar tranquilamente con la tonadillera sobre varios temas de actualidad.

Isabel ha reconocido que “quiere a sus hijos exactamente igual” y que ve el programa de Telecinco todas las tardes. La Pantoja ha vuelto a mostrar su preocupación por su hija: “Me acuesto pensando en mi hija, me levanto pensando en mi hija, le mando mensajes todos los días para ver cómo están”. Después, ha afirmado que “si se tiene que ir a vivir con su hija, lo hará”.

En la llamada también ha habido tiempo para hablar sobre Dulce, que hace dos días acudió al plató de ‘Sábado Deluxe’. Isabel ha afirmado que Dulce ha sido la mayor decepción de su vida, pero que “nunca podría decir nada malo de ella”.

Además, la tonadillera no ha querido perder la oportunidad para opinar sobre el novio de su hija, Omar Montes. Ha reconocido que “no le gusta para su hija”, pero no ha querido decir más sobre su relación. También ha admitido que su hija le prestó dinero y que la esperará cuando salga de la casa de ‘GH VIP’.