Compartir

Isabel Pantoja ha querido demostrar a todo España que quiere a su hijo Kiko Rivera por encima de todas las cosas y lo ha dejado claro durante su intervención este domingo en ‘Gran Hermano Dúo’.

Tras ganar la prueba semanal, los concursantes del ‘reality’ de ‘Telecinco’ tuvieron la oportunidad de llamar por teléfono a alguien y el DJ no lo dudó ni y decidió llamar a su madre.  Una emotiva conversación que duró tan solo un minuto y medio.

La tonadillera, como ya hizo en su día con Chabelita, demostró su apoyo a su hijo y le dedicó palabras de amor y aliento: “Te estamos apoyando a muerte, te veo 24 horas al día. Ganes o no ganes, para mí y para muchísima gente eres el ganador”.

La cantante aprovechaba además para agradecer el apoyo de todo el público que le ha votado. Muy emocionado por las palabras de su madre, Kiko le pedía perdón por los errores cometidos: “Espero que te sientas orgullosa de mí y perdóname si me he equivocado pero soy persona”. Unas disculpas que Isabel minimizaba alegando que “todo el mundo se equivoca”, e iba más allá, al recordar a su hijo mayor que estaba orgullosa de él “desde el día que te parí”.

 

Tras la breve pero especial comunicación con su madre, Kiko quiso contar que su principal miedo era saber cuál había sido la reacción de algunos miembros de su familia ante las revelaciones que había hecho en el programa: “Me ha valido para muchísimo sus palabras, el saber que mi familia está orgullosa, porque me sentía un poco inseguro por cómo los míos se iban a tomar mis confesiones aquí”.

 

En plena cuenta atrás para la gran final que se vivirá el próximo jueves,  el programa emitió un vídeo de Kiko Rivera recordando algunos de sus mejores momentos en la casa de Guadalix de la Sierra.