Quantcast

Una herencia, un escort y un intento de homicidio: todo lo que debes saber para entender el Caso Mainat

-

La pasada semana, salía a la luz el supuesto intento de homicidio del productor televisivo Josep María Mainat, exmarido de Rosa María Sarda y uno de los principales fundadores de Gestmusic. La principal sospecha se centraba en su mujer, Ángela Dobrowolski, quien podría haberle intentado envenenar inyectándole insulina mientras dormía.

Según se puede saber, Mainat y Dobrowolski llevaban juntos desde 2011, pero a mediados de este año, decidieron poner fin a su matrimonio y separarse, aunque continuaron viviendo, en ocasiones, en la misma casa. Un divorcio que estaba en trámite desde el mes de junio. La pareja tiene dos hijos en común, de 4 y 8 años, motivo por el que decidieron seguir conviviendo en el mismo hogar. Aunque la misión de Ángela podría ser otra muy diferente a la que el productor tenía en mente.

Como una película de suspense o un caso digno de “Mentes Criminales”, la televisión española -sobre todo, Telecinco- se ha adentrado, sin comerlo ni beberlo en una historia de herencias, intentos de asesinato y personajes a los que no sabemos muy bien donde situar. Te damos las claves para que entiendas quién es quién y qué pasa en este caso, que cada día tiene nuevos enlaces.

1
Intento de asesinato

Caso Mainat
Fuente: TV3

Según cuentan los Mossos, Ángela Dobrowolski, que además cuenta con estudios de medicina, habría podido suministrar insulina a Josep María Mainat mientras dormía, induciéndole directamente al coma. Una práctica muy peligrosa debido a que el productor sufre de diabetes, por lo que podría ser veneno letal para su cuerpo.

Aunque ella declaró que le había “administrado vitaminas” al productor, las grabaciones que captaron las cámaras de la casa mostraban como Dobrowolski manipulaba algo, escondida en la cocina, dejando pruebas dentro de la casa, como un medidor de insulina reciéntemente utilizado. Además, entró hasta 13 veces en la habitación donde su marido descansaba y mientras le inyectaba el “medicamento” se podía ver a un Mainat forcejeando, aunque dormido, lo que aumentan las sosprechas.

Atrás
Comentarios de Facebook