Compartir
Twitter

Ha sido uno de los concursantes que más juego ha dado en la presente edición del concurso y las quinielas le colocaban, sin duda, entre los finalistas.

Kiko Rivera deberá abandonar el próximo lunes 25 de febrero la casa de Guadalix y lo hará por razones de causa mayor.

El hijo de Isabel Pantoja comparecerá en los juzgados como testigo en el contencioso entre la Isabel Pantoja y Las Mellis, tal y como confirmó la periodista de Mediaset, María Patiño.

Rivera acudirá en calidad de testigo y declarará en favor de su madre en un proceso por vulneración del honor y derecho de imagen interpuesto contra la exniñera de Chabelita, Dulce, por el que la tonadillera exige una compensación económica de 350.000 euros.

Una vez que comparezca ante el Tribunal podrá volver.