Compartir
Twitter

La gala número 7 de ‘GH Dúo’ dejó un nuevo expulsado y media casa de Guadalix en la cuerda floja.

Con un 68% de los votos, el vocalista de Obús Fortu se convirtió en el elegido para abandonar el concurso.

Una vez en plató, el músico se sinceró con Jorge Javier Vázquez. “He vivido una experiencia que quería vivir y me lo he pasado genial. Creo que me han echado porque quizás no lo he hecho bien”, dijo el expulsado.

Las nominaciones fueron casi generalizadas. Nada más y nada menos que seis concursantes se sitúan en la plataforma de salida: Yoli, Alejandro, María Jesús, Carolina, Ylenia y Raquel son los candidatos para abandonar la casa.

Kiko Rivera y su pareja Irene Rosales ganaron de nuevo la prueba de líderes y el poder conseguido lo utilizaron para salvar de la quema a Antonio Tejado, que protagonizó uno de los momentos más tensos de la noche.

Tejado se reencontró con Candela, que llegó a la casa de Guadalix con las uñas afiladas. En la ‘sala del amor’ la pareja hizo la guerra. “Estabas deseando que saliera para verte con otra chica… Me he sentido muy utilizada por ti porqué me prometiste que no me harías daño aquí en el programa. Ya no te cree nadie”, le espetó Candela en referencia a las imágenes de la noche amorosa entre Tejado y María Jesús. “Cuando yo he estado soltero he hecho lo que me ha dado la gana. Tú decidiste irte de casa y adiós. No es justo, ya intentaste dejarme por los suelo cuando te fuiste”,  zanjó el andaluz a punto de llorar.