Compartir

Un equipo de exploradores submarianos accedieron a principios del mes de agosto a las profundidades donde se encuentran los restos del Titanic en el Océano Atlántico, siniestrado el 15 de abril de 1912.

Gracias al buen equipamiento técnico, el sumergible tripulado logró captar imágenes en 4K de lo que allí se encontraron y ahora han sido compartidas a través de un vídeo colgado en YouTube.

Según ‘RT‘, al descender a casi 4.000 metros de profundidad en aguas heladas, los técnicos se encontraron una embarcación visiblemente destruida debido a las corrientes marinas, la corrosión salina y las bacterias que se alimentan de metales.