Compartir

El Festival de Eurovisión quiere mantener la expectación hasta el último minuto y para ello ha decidido cambiar el sistema para informar sobre la votación. A partir de esta edición 2019, hasta que no se conozca el voto del último país no se podrá saber el nombre del ganador.

En Tel Aviv se pondrá en marcha esta nueva lectura de la votación que contempla que en primer lugar se de a conocer el voto de los profesionales de los 42 países participantes y después el veredicto del televoto pero, con una particularidad: se leerá de forma individual, país a país, y según el orden inverso del ranking resultante. Es decir, se empezará por el país que tenga menos puntos del jurado.

Hay que recordar, que en la fórmula anterior, se ofrecía de manera simultánea la votación para los 16 países con menor puntuación, dejando los 10 más valorados para el final, de menor a mayor.