Compartir

Jorge Javier Vázquez condujo la noche del jueves la segunda gala de ‘Gran Hermano Vip’, una noche cargada de tensión, insultos, lágrimas, mal rollo y alguna que otra risa; lo habitual en estos casos.

La gala arrancó con el juego por parejas, una prueba de equilibrio, en la que  el ‘equipo Actimel’ , formado por la pitonisa Aramís Fuster y el cómico Ángel Garó, despertó las risas de los internautas. Darek Dabrowski y Makoke fueron los ganadores, y obtuvieron la inmunidad y el derecho a no ser nominados en la próxima gala.

Tras la prueba, lo que tocaba eran las nominaciones  y con ellas llegó la tensión, ya que esta vez no eran secretas  y los concursantes tuvieron que hacerlo cara a cara. Miriam Saavedra y Mónica Hoyos se enzarzaron en una discusión subida de tono: “Deja de ser tan mete mierda! ¡Está amargada esa mujer!”, le espetó Saavedra a Hoyos. Makoke, Suso Álvarez, Techi  y el Koala siguieron su ejemplo. El cantante malagueño fue nominado por Mónica Hoyos. La ex de Carlos Lozano se la tenía guardada desde su discusión del martes por la noche, cuando el asilvestrado intérprete se mofó de Miriam y ella.

Por su parte, Aramís Fúster lanzó al aire una profunda reflexión: “Me sorprende que las personas se comporten durante la semana de una manera y que cuando haya cámaras cambien”, sentenció.

Maakoke nominó al Koala, quien se preguntaba quien iba a limpiar la casa si él salía expulsado, “porque Makoke se escaquea mucho, y Aurah también”. La dejó caer. Makoke entró al trapo: “¡Eres un mentiroso! ¿Será que te pido yo a ti nada? ¡¡No sé puede mentir con más cara!!”, le dijo la rubia. Los resultados de las votaciones quedaron de la siguiente manera: Miriam Saavedra: 29 puntos; El Koala; 19; e Isa Pantoja y Mónica Hoyos: 8.

La victoria en la prueba de eliminación otorgaba a Darek y Makoke la posibilidad de salvar a un nominado y fueron unánimes: Mónica Hoyos, aunque ella todavía no lo sabe.