Compartir

Tras la salida de Nuria de ‘GH VIP’ por culpa de una reacción alérgica, la dirección del comunicaba a la audiencia y a los concursantes su sustituto.

A pesar de que se había especulado con la posibilidad de que fuera Diego Matamoros quien entrara en la casa, dada la estrecha relación que hay entre su mujer Estela Grande y Kiko Jiménez, lo cierto es que finalmente fue Pol Badía quien entró a concursar.

Badía era hasta anoche la pareja del Maestro Joao, y antiguo novio de Adara, otra concursante del programa con quien no acabó bien. De ahí que la polémica esté servida.

“Vengo con muchas ganas y mucha ilusión. Espero que la gente me juzgue por lo que pase aquí y no por lo de hace tres años en mi edición”, aseguraba.

Badía rompió a llorar al poco de entrar en la casa al confirmar que el Maestro Joao no quería continuar la relación con él. “Yo quería luchar por ti, pero has hablado mal de mi”, aseguraba el recién llegado.

“No sé si estoy enamorado de otra persona”, aseguraba el Maestro Joao.

Minutos antes se había reencontrado con su ex Adara, con quien tuvo un primer encontronazo.