Compartir

Se acaban los días de Eva González al frente de MasterChef tras la decisión de la presentadora de abandonar TVE y pasarse a Antena 3 para presentar ‘La Voz’.

Sin embargo, el motivo por el que Eva rompió a llorar anoche durante la semifinal del concurso infantil no es que se acabe  su etapa en la cadena pública.

Todo ocurrió mientras los aspirantes a ganar el talent culinario se encontraban cocinando sin saber quién degustaría su plato. La sorpresa fue cuando finalmente les dijeron que las creaciones que estaban preparando las probarían sus abuelos.

Eva González rompió a llorar y, en ese momento, uno de los niños le preguntó a la presentadora la razón por la que se había emocionado.

“Porque tenéis mucha suerte de tener a vuestros abuelos”, contesto Eva mientras se abrazaba a Candela.