Compartir

La aristócrata, Carmen Lomana, se ha convertido en la novena expulsada de ‘MasterChef Celebrity 3’, tras fracasar en la prueba de eliminación frente a su “enemiga” Antonia Dell’Atte y Ona Carbonell.

Como suele ser habitual, el jurado fue implacable y la sentenció por lo que calificaron como una vergüenza de plato. Jordi espetó a la empresaria “si te doy un veredicto al nivel que suelo dar, me genera tal cabreo que lo llevo tan arriba que me reseteas. No hay trabajo, es una vergüenza, esto no lo hacen ni en el primer programa de Junior”. Por su parte, Pepe Rodríguez le soltó “has tenido la suerte de escudarte en tus compañeros porque ibas a la cola de quien se libraba”.

Al colgar el delantal, Lomana que se marchaba entre duras críticas por no haber hecho un plato a la altura del talent show, señaló que “era una lección de humildad” y reconocía, “estoy con un punto de melancolía, pero contenta. Estar aquí ha sido un regalo, estar con todos vosotros, desde el primero al último”.


Lomana caía así frente a Dell’Atte que cocinó unas gambas a la cúrcuma con perlas de caviar, y Carbonell, que optó por un Sugoi japonés.

Por cierto que la eliminación de Lomana parecía cumplir con los deseos de la aristócrata que hace una semana twiteaba “¡Qué ganas de que me eliminen”.