Compartir

Por segunda semana consecutiva Jorge Salvador, productor de ‘El Hormiguero’ y socio de Pablo Motos, se sentó en la mesa del programa para presentar su nueva sección dedicada a descubrir secretos del programa que la audiencia no conoce.

Este martes desveló, por ejemplo, el peor día en la historia de ‘El Hormiguero’, donde hubo más nervios que nunca. Según explicó, todo fue por culpa de uno de los invitados que habían contratado. Se trataba de un hombre, que respondía a la identidad del Profesor Splash, y que se tiraba desde lo alto de una estructura de 10 metros contra una piscina de niños que casi no tenía agua. En función de la altura total cobraba más o menos.

El riesgo era muy elevado pero decidieron contar con él. Sin embargo, ante el impacto que una caída de esas características provocaba sobre el Profesor Splash (que solo hacía ese salto tres veces al año por las heridas que le provocaba), no se pudo ensayar. Todo había que hacerlo en directo.

“El problema es que él no podía ensayar nada porque cuando se tira se revienta, tiene que estar tres o cuatro meses recuperándose. Esto no lo sabíamos al principio, por eso vino. Ese es el motivo de que solo lo haga dos o tres veces al año”, afirmó.

El programa, a pesar de que el invitado no lo había pedido, colocó unas colchonetas debajo de la piscina y a lo lados. Por lo menos, dijo Salvador, que “no sonara” si finalmente salía rebotado.

Aunque todo salió bien, Salvador relató que “hace unos años nos llamó y nos dijo que quería volver. Pero ya te digo yo que este hombre no vuelve”, afirmó.

Puedes ver las imágenes a partir del minuto 2,25