Compartir

Ocurrió durante la prueba por equipos de la semifinal de ‘MasterChef’, es decir, el segundo reto al que se tenían que enfrentar los concursantes del programa (Aleix, Carlos, Aitana, Valentín y Teresa) para poder continuar una semana más en el concurso.

Miles de espectadores no pasaron por alto que, pese a ubicarse en la capital valenciana, los concursantes tuviesen que cocinar unos platos típicos catalanes que probarían los falleros y falleras de la ciudad. Elaboraron un bacalao con piel frita y ‘samfaina’, canelones de ‘rostit’ y una crema catalana.


En general la tónica fue de “falta de respeto total” por parte del talent show culinario a la región y a su tradición gastronómica.

“¿Un menú catalán en Valencia? ¿No hay en Valencia comida mejor que esa o qué?”, “qué huevazos tenéis”, “flipando”, “será porque la Comunitat Valenciana no tiene una cultura y una gastronomía lo suficientemente rica”.