Compartir

Se cumplieron las quinielas y finalmente Países Bajos lograron imponerse en la final de Eurovisión.

Con tan solo 25 años, Duncan de Moor, que saltó a la fama por su participación en la edición holandesa de ‘La Voz’, logró el famoso micrófono de cristal por su canción ‘Arcade’.

En segunda posición quedó Italia, seguido de Rusia y Suiza. España finalizó en la posición 22 con ‘La Venda’.