Compartir

Como cada semana, los concursantes del concurso de 'Televisión Española' daban la bienvenida a la séptima gala, cantando en esta ocasión 'A quién le
importa'
, de Alaska. Una gala que estuvo marcada por los toques de atención del jurado, por el apasionado beso
entre Agoney y Raoul y por la expulsión de un nuevo concursante.

Mireya, expulsada de la noche

Junto con Cepeda, Mireya tenía
que demostrar al público que merecía quedarse una semana más en la Academia y
continuar con su sueño. Sin embargo, los espectadores con el 53% de sus votos, preferían
quedarse con Cepeda y convertían a Mireya en la sexta expulsada de 'Operación Triunfo
2017'.

El favorito de la semana

A pesar del toque de atención del jurado, en esta ocasión era Roi quien veía recompensado su trabajo y se
convertía por primera vez en el favorito de la semana. “Aunque has estado muy
suelto y muy bien, te has salvado hoy el “sapoconcho”. Ya te puedes poner las
pilas porque entre el inglés de Soria y esa improvisación de cabrero llamando a
sus cabras…”, le recriminaba Mónica Naranjo antes de que el
concursante cruzase la pasarela, dejando así a Amaia y Aitana como aspirantes a
favoritas.

Nuevos nominados

Tras conocer al favorito, el
jurado fue el encargado de proponer a cuatro participantes para abandonar la
academia. Cepeda, Raoul, Alfred y Ana Guerra fueron los elegidos por Mónica
Naranjo, Joe Pérez-Orive, Manuel Martos y Sole Giménez para pasar por la doble salvación,
la de los profesores y la de sus compañeros, quedando así los dos nominados.

Tras una breve valoración de los
profesores, estos comunicaban que quien debía convertirse en el primer
salvado de la noche era Alfred.

Por su parte, Ana Guerra se
convertía en la segunda salvada
por sus compañeros tras vivir por primera vez
en lo que llevamos de edición un empate. El encargado de resolverlo fue Roi, el
favorito de la semana, dejando de nuevo a Cepeda y por primera vez a Raoul como
los nominados de esta semana.

El momento más esperado de la Gala 7

Desde que se besaran el pasado sábado
en el segundo pase de micros, los espectadores esperaban con entusiasmo el beso
entre Agoney y Raoul
. Y como era de esperar, los protagonistas cumplieron con
su interpretación y al final de la actuación se fundieron en un apasionado
beso.

Los concursantes tenían que cantar 'Manos vacías', de Miguel Bosé y Rafa Sánchez, que los profesores de
interpretación, Los Javis, quisieron convertir en una bonita historia de amor
homosexual entre dos chicos que tras pasar una noche juntos se separan.