Compartir

Las Campos no dejan de ser noticia. Si durante toda la semana han sido el tema de conversación por el estreno del reality 'Las Campos', este lunes no dejan de serlo tras la dura confesión que hizo María Teresa Campos durante la emisión de '¡Qué tiempo tan feliz'!.

La matriarca del clan repasaba junto a su equipo los momentos más importantes y destacados del programa.

Fue entonces cuando la presentadora confesó sentirse mal por su hija Terelu y, llorando y con la voz entrecortada, reconoció que alguna vez había llegado a pensar en desaparecer para que su hija fuese reconocida.

“A veces he pensado una cosa terrible y es que tengo que desaparecer para que en algún momento se la reconozca a mi hija. Pongo esa cara por la dureza y la injusticia en la medida en que yo he sido mucho en esta profesión y eso en vez de beneficiarla como muchos piensan…”, se lamenta la presentadora.

Estas palabras de Campos emocionaron a todos los allí presentes, incluida a Terelu, que afirmó que no le valdría la pena ni un solo segundo que su madre no estuviera para que ella tuviese mayor reconocimiento como profesional.

“A mí no me recompensaría ni una milésima de segundo ningún éxito en la vida si tu no estuvieras”, confesó.