Compartir

Mireia Torremocha, expretendienta de 'Mujeres y Hombres y Viceversa', podría estar pasando por el peor momento de su vida después de tantos años apartada de los focos televisivos. Después de ser elegida como 'chica Interviú' en 2014, desapareció por completo hasta ahora, que se enfrenta a un duro juicio en el que la piden cuatro años de cárcel por una agresión en una discoteca hace dos años. 

La joven, que en 2014 tenía 19 años, se encontraba discutiendo con una modelo de 27 una noche de abril en la sala Shoko de Barcelona cuando los gritos y la tensión aumentaron hasta el punto de que la expretendienta de Pascual le estrelló una copa en la frente a la otra chica. Pero la cosa no quedó ahí y, con un trozo de cristal que le quedó en la mano, le rajó todo el rostro

La víctima, desde entonces, vive una auténtica pesadilla. Tuvo que abandonar prácticamente su trabajo por las graves cicatrices y lesiones que le provocó Mireia Torremocha, además de parálisis en el rostro y cuadros de ansiedad y depresión por las secuelas de la agresión. Al parecer, según publica 'La Vanguardia', necesitó tomar ansiolíticos durante nueve meses y no pudo curarse de sus heridas hasta pasado casi un año. 

La Fiscalía pide para la exconcursante de 'MYHYV' hasta cuatro años de prisión por un delito de lesiones y una multa de 16.500 euros, además de las facturas de la cirugía estética que necesitó la modelo.