Compartir

Emilia Clarke, la actriz que da vida a Daenerys, es una de a las que más les toca desnudarse en 'Juego de Tronos'. Ya protestó hace tiempo por el exceso de desnudos femeninos en la serie y por los pocos que hay masculinos, y ahora ha vuelto a hablar sobre ellos a raíz del último que ha protagonizado en la sexta temporada.

Asegura que no duda en beberse una copa de vodka antes de rodar desnuda o de posar para una sesión y es que dice que lo necesita cada vez que se tiene que quitar la ropa fuera o dentro de la serie. Clarke no parece sentirse demasiado cómoda por la situación, así que prefiere estar algo desinhibida.

“Todo lo que necesité fue un poco de vodka y una iluminación favorecedora”, contó cuando rodó la escena en la que su personaje sale completamente desnuda de entre las llamas, una de las imágenes que más ha revuelto las redes sociales.

Clarke no usa dobles cuando rueda estas escenas, a pesar de que en el pasado sí lo hizo, pero necesita el vodka porque en su contrato dice claramente que tiene que mostrarse como Dios la trajo al mundo.