Compartir

Ivonne Reyes no pasa por su mejor momento en la vida después de que la pasada semana falleciera repentinamente su hermano pequeño David. Precisamente por esto visitó ayer el plató del 'Deluxe', para contar todos los detalles del terrible suceso mientras la audiencia la criticaba porque consideraba que intentaba sacarle rentabilidad económica al fallecimiento de su ser querido. 

La exmodelo y presentadora apareció muy afectada en la televisión y en más de una ocasión se le saltaron las lágrimas contó que se enteró de lo que había pasado porque “mi sobrino me dijo que David tuvo un accidente. En seguida dijo 'ha fallecido'. No computé la palabra fallecer con que tuvo un accidente, no me daba la cabeza para tener nada más. No puedo entender que no vaya a estar”.

El hermano de Ivonne Reyes falleció tras arrojarse por un puente, algo que desataba los rumores sobre un posible suicidio, a pesar de que ella lo negó en un primer momento. “Sabemos que sí hubo esa caída desde un puente, pero no sabemos si le dio un paro cardíaco antes, o si hubo una reacción de las pastillas que se tenía que tomar por la depresión. En mi cabeza se cayó y que le hizo efecto la pastilla con la cerveza o el vino o lo que estuviera bebiendo. Que alguien le hubiera ayudado o que haya sido él solo no lo queremos pensar”, dijo para después dejar la puerta abierta a que, quizá, se hubiera quitado la vida, pero que le costaba mucho creerlo.

También tuvo palabras para su exmarido y padre de su hijo, Pepe Navarro, de quien dice que “me sorprendió que no hubiera ni un mensaje ni una llamada o algo. Ahora no nos comunicamos porque él estaba desestabilizando mucho a mi hijo”

Sin embargo, la aparición de Reyes en Telecinco días después de la muerte de su hermano fue muy criticada, ya que creen que la presentadora solamente ha fingido su dolor para ganar dinero.