Compartir

Víctor Sandoval está demostrando una templanza muy lejana a su carácter en 'Supervivientes'. El presentador, una persona polémica y que siempre da juego en los platós, se está mostrando un tanto reservado en esta edición, algo que ha hecho pensar a Jorge Javier Vázquez que “parecía que se había tragado a Buda”.

Sin embargo, ese estado de Víctor Sandoval de pasividad durante todo el día tiene una explicación. ¿Cuál? Los problemas que supone para él pescar en la isla, ya que le causaba mucha pena matar a los animales para luego comérselos. La falta de comida en 'Supervivientes' es una evidencia y cualquier es susceptible de alimentar a los concursantes, más allá del arroz que tiene cada día.

Esa situación ha provocado debilidad en Víctor, que después de afrontar que tenía que pescar y comer para seguir en Honduras se ha encontrado con otro grave problema. ¿Cuál? Que el marisco le da alergia.

A Víctor le han salido muchos granos en los últimos días por el cuerpo, los cuales no dudó en enseñar en la gala de este jueves para hacer ver que no tiene cuento y que se le ha puesto toda la espalda como un auténtico cromo.