Compartir

La actuación de Barei en el Festival de Eurovisión sigue trayendo cola. El puesto 22 en el que quedó la cantante con 'Say yay!' ha provocado muchas críticas en la delegación, críticas que en parte ha recibido la intérprete pero que también se han focalizado en Televisión Española, concretamente en dos personas: Federico Llano, jefe de la delegación nacional, y Toñi Prieto, directora de programas de la cadena pública.

Un vídeo publicado en las últimas horas por 'Eurovision-spain.com' confirma que el papel que hizo TVE no fue nada bueno y provocó grandes perjuicios en la actuación de Barei en Estocolmo. En esas imágenes se aprecia la realización que pedía la televisión pública para la cantante española en el día de la final.

Una realización muy similar a la que Barei hizo en 'Objetivo Eurovisión', batalla en la que se convirtió en la representante española, y que poco tiene que ver con la puesta en escena que hizo la cantante en el Globen Arena, uno de los puntos más criticados por los eurofans y que probablemente penalizó en demasía las aspiraciones de 'Say yay!'.

Ni la coreografía ni la realización de dicho ensayo coinciden con el resultado final. Tampoco los movimientos de Barei por el escenario, ya que se desplaza por la pasarelas hasta la pastilla central y camina hacia los lados del escenario en momentos diferentes”, concretan en el portal 'Eurovision-spain.com'.

En ese vídeo que envió TVE no hay rastro de la caída de Barei, que muchos espectadores no entendieron, el pie de micro y con unas coristas que tenían un protagonismo muy diferente al que finalmente tuvieron en la final del pasado 14 de mayo.

“Mientras en el ensayo de figuración se le da mayor protagonismo a las coristas, con una coreografía con mayor conexión con Barei, en la final los planos al apoyo vocal son más puntuales. Además, en la prueba se le realiza a la cantante algún primer plano que otro que tanto demandaba el equipo de la artista (…) En el plan inicial, los planos detalles del paso de los pies tan característicos eran inexistentes, relatan los compañeros de 'Eurovision-spain.com'.

Países como Australia, Ucrania o Rusia apenas hicieron cambios mínimos en Estocolmo, ya que habían traído “el proyecto cerrado con anterioridad”. Al llegar Barei a la ciudad sueca pudo comprobar que la realización era muy deficiente, encontrándose con la respuesta de la SVT, televisión pública del país nórdico, que le aseguraba que solo habría unas horas el viernes para cambiar la puesta en escena, ya que estaban centrados en las canciones de los países que participaban en las semifinales.