Compartir

Natalia Ferviú, estilista del programa 'Cámbiame', sorprendió ayer con unas declaraciones que no han dejado indiferentes a nadie y es que se atrevió a confesar uno de sus gustos sexuales más raros. O más asquerosos, mejor dicho. 

Todo comenzó cuando una persona que quería que la cambiaran dijo que “yo pongo el olor. Ponedme vosotros la ropa”, algo que Cristina Rodríguez entendió como que podía ser perfumista. Pero, a Pelayo Díaz se le pasó por la cabeza todo lo contrario y dijo que “a lo mejor son de los que hacen mucho deporte. Cris, que son los que te gustan a ti. O de los que levantan el ala y te caes para atrás. Bueno, a Natalia le gusta“. 

Todo el plató se quedó en silencio y Ferviú tuvo que aclarar que a ella eso solo le gustaba “un poquito”. “Dijiste que te gustaba que a la persona con la que hacías el amor le oliera el sobaco. Está grabado”, le dijo Pelayo. 

Efectivamente, la estilista de 'Cámbiame' terminó por explicar que “no es lo mismo que a la persona le huela el sobaco que cuando estás teniendo sexo le huela un poquito el sobaco. Es diferente”. Pero sí, parece que la joven no hace ascos a ese tipo de olor.