Compartir

La última emisión del reality que presenta Bear Grylls, estrella de 'El último superviviente', vivió momentos de tensión como consecuencia del fatal accidente que tuvo uno de sus participantes.

Un estudiante británico de 19 años trataba de cruzar una peligrosa zona rocosa cuando, tal y como se puede ver en las imágenes, se escurrió por la humedad de las piedras, perdió agarre y cayó por un acantilado de más de nueve metros de altura.

En el vídeo se puede apreciar cómo los compañeros acuden rápidamente en su ayuda, dejando de lado la prueba y asistiéndole para ver si le había ocurrido algo. El joven Patrick Dauncey, varado entre las olas que rompían en el acantilado, sobrevivió y afortunadamente solo sufrió lesiones leves provocadas por la fuerte caída.

Según 'Telegraph', un médico, participante del reality, aseguró que en un primer momento pensaron que “había muerto” y que seguramente la mochila que llevaba le ayudó a que los golpes no acabaran con su vida.

Desde el programa han argumentado que siempre “velan por la seguridad de los concursantes” y que todos tienen prohibido escalar en lugares que superan los dos metros de altura.