Compartir

Emilia, la abuela de 'Masterchef', abandonó ayer el concurso después de decidir que no quería continuar más. “Hasta aquí he llegado, no me encuentro bien”, alegó. La mujer de 64 años le dijo a Pepe Rodríguez que no probara su plato hecho con pechuga de codorniz en escabeche y ajo negro, que no hacía falta. 

“No me encuentro bien, tengo muchos dolores y creo que no lo voy a aguanta. Y pido perdón por el plato”, dijo entre lágrimas la señora ante la sorpresa del jurado del programa y también de sus compañeros. 

Fue Rodríguez quien le dijo que “si es tu decisión, despídete de tus compañeros”, y Emilia así lo hizo, uno por uno, abandonando 'Masterchef'. “Pensé que era menos duro, pero me está superando. No me encuentro bien, tengo muchos dolores y no creo que aguante otro exterior”, explicó alegando las exigencias del concurso. 

En su lugar entrará Diana, una sevillana de 33 años que estaba en reserva tras no conseguir pasar a la final. El eliminado de esta semana fue Salva, quien hizo un plato que el jurado calificó como “pretencioso y sin sentido”.